-Tolle, lege

                                                            tumblr_muq3dnI6dQ1qjmpa3o1_1280

Leo cuando echo de menos  la verdad. Y una es ineludible para los que buscamos la más noble y más brutal: la sinceridad no solicitada. ¿Porqué? Por que yo no tengo la osadía de sondear sobre mis heridas. El dolor de cada rincón de nuestro ego es -a veces- demasiado insoportable para contemplarlas e intentar aliviarlas.

Sí -lo reconozco-, soy un cobarde, como lo son los que engañan a sus mujeres y los que se aferran a la mera vida, a la seguridad material menospreciando lo único por lo que merece la pena vivir; la dignidad espiritual, a la que continuamente estamos expuestos a desvelar, como una inexorable elección.

Por eso leo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: