Una mirada

Si te dejé, no me lo recuerdes. Vuelve a hacerte presente, déjate reconocer y muéstrame de dónde y para qué brota ese anhelo hacia lo eterno. No puede ser humano. Sólo en él encontraré la felicidad. Mi presente es trágico, apenas conozco pequeños destellos embusteros de plenitud que se desvanecen con unas primeras sombras. Líbrame del yugo de mis sentidos. Arranca de mí, lo extraño y lo que odio, pero que acabo haciendo. Deshoja todo lo que no sea de mi ser y desvélame lo que creaste para mí. Si aún existo es por que no te has olvidado de mí.  Mi futuro es promesa. Una mirada con tus ojos y mi vida volverá a ser tuya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: