Sueño


Has estado lejos y cerca, pero siempre lo has habitado. Noches como la de ayer, vuelves a personarte, de nuevo, sin permiso, princesa. Te lo has vuelto a proponer, para ti,  que nunca era demasiado tarde para ser quien quisiésemos ser. No hay límite en el tiempo, me volviste a susurrar mientras acariciabas mis grandes manos ancianas y te desvanecías, me alejaba preso de una suave brisa que me alzaba hasta difuminarte entre imborrables recuerdos vividos y el brillo de tus felinos ojos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: