El despertar

Hace tiempo que intenta averiguar por que no consigue conciliar el sueño. Le extraña porque, por la actividad que hace a lo largo del día, debería caer redondo.  Antes así lo conseguía. Ya no. Y, como todo lo que le ocurre últimamente, lo analiza e intenta buscar la raíz del problema. Antes quizás no lo vería como tal, ya que no tendría responsabilidades que atender al día siguiente. Ahora le es un problema.  Pero se encuentra entre un dilema. No sabe reconocer si no duerme por que quiere alargar el día por si a la mañana  siguiente no se despierta. Siempre ha tenido miedo del futuro, pero ahora, más que nunca. Es consciente que ahora se le aproxima una decisión que cambiará el rumbo de su vida. Y ese temor a lo desconocido, le mantiene inmerso en una vitalidad que no puede controlar. Necesita pensar y vivir. El dormir quizás lo considera poco práctico y entrar en un estado de letargo es lo último que le conviene.

Por otro lado, quizás lo que le quita el sueño, no es sino evitar aquella sensación que le invade al despertarse. Es decir, quizás lo que evite no es no dormir por alargar el día, sino que lo único que quiere evitar a cualquier precio es no dormirse, por que si lo hace, está seguro que se despertará. Abrirá los ojos de golpe, con la primera luz del día o con el estridente y repetitivo sonido del despertador y entrará como cualquier ser humano,  en esos instantes cuya realidad propia aparece difusa y distorsionada. En aquellos primeros atisbos de no conciencia cuya mente anda inmersa entre la frontera entre el sueño y la realidad. En aquellos primeros instantes donde lo pasado es olvidado someramente y uno cree considerarse en situación de cambiar los aspectos menos resultones y más traumáticos de la vida propia. Ese momento será su bendición y perdición. No le compensan esos momentos dulces si luego tiene que volver a enfrentarse de nuevo a aquella verdad que tanto le hacen sufrir. Y no sólo es enfrentarse, además es una confrontación con un final anticipado y sabido; que nunca volverá a ser feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: