El alquimista

“No podía comprender como él, su carísimo amigo, fuese capaz de encontrar la parte buena de los hombres.  La bondad que rodeaba a cada uno de nuestros viejos amigos y conocidos. Hallaba ese trascendental en cada uno de ellos. Yo, lo consideraba poseedor de la fórmula que tantos alquimistas y druidas habían intentado descubrir, para convertir en un preciado metal cualquier material. Él, lo hacía con las personas… un mago, amigos, un auténtico mago…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: